TARTA SAN MARCOS


Ésta tarta se la preparé a mi marido el día del padre que es una de sus preferidas y la verdá que le gustó, la tomé del foro de mundorecetas y su autora es de las pacas os recomiendo este blog porque tiene unas recetitas muy fáciles y ricas.

INGREDIENTES:
Bizcocho genovés:
4 huevos
120 gr de azúcar
esencia de vainilla o azúcar vainillado
120 gr de harina
una piza de sal
Almibar:
130 gr de azúcar
100 gr de agua
zumo de 1/2 limón
2 cucharadas de licor (opcional)
Nata:
500 gr de nata 35% m.g.
80 gr de azúcar glass
Crema de yemas:
100 gr agua
100 gr azúcar
6 yemas
1 cucharada de agua

PREPARACIÓN:

Bizcocho:
Ponemos la mariposa e incorporamos los huevos, el azúcar y la vainilla, programamos 6 minutos 37º velocidad 3 1/2. Cuando pare volver a programar 6 minutos, velocidad 3 y 1/2, sin temperatura. (yo este último paso me lo salté pero salió estupendo igualmente)
Añadir la harina y la sal y mezclar unos segundos a velocidad 3.
Untamos un molde desmontable con aceite o mantequilla y luego le espolvoreamos harina para que el bizcocho no se pegue, y lo metemos en el horno precalentado unos 15-20 minutos. El molde no ha de ser muy grande porque si no quedará el bizcocho demasiado fino y hay que tener en cuenta que hay que cortarlo por la mitad, con uno de unos 22 cm quedará estupendo. Cuando se haya enfriado un poco abrimos el molde (dejandole la base solamente) y lo cortamos por la mitad, reservando la parte de arriba.
Almíbar:
En el vaso ponemos el agua, el azúcar, el zumo del limón y el licor, lo programamos 7 minutos a 100º y velocidad 2. Lo dejamos que temple un poco y bañamos la base del bizcocho con él.
Nata:
Yo la nata prefiero montarla con la batidora porque con la thermomix se me pasa siempre, cuando esté montada le incorporamos el azúcar glass y movemos lentamente

Crema de yemas:
Echamos las yemas y el azúcar en el vaso y programamos 13 minutos en temperatura varoma y a velocidad 1 y sin el cubilete. Enjuagamos el vaso para que esté frio. Aparte mezclamos las yemas con el agua con un tenedor y le vamos añadiendo el almibar poco a poco sin dejar de removerlo, lo metemos en el vaso y lo programamos 11 minutos, 90º a velocidad 1.

Volvemos a montar el molde con la base del bizcocho, le añadimos la nata (reservando un poco para decorar) y le ponemos la otra mitad del bizcocho, lo cubrimos con la crema de yemas y lo metemos en el congelador para que no se derrita la nata durante una media hora, lo sacamos y volvemos a desmontar el molde, ahora ya lo adornamos a gusto y volvemos a menter en el congelador media horita (o menos) antes de servirlo lo sacamos, a nosotros nos gusta más un pelín congelada y en verano ésta tarta vuela. Yo la adorné con un poco de nata por los lados y le piqué unas almendras garrapiñadas que se las puse pegadas a la nata de los lados.