TORTILLA DE PATATAS

Bueno, ésto más que tortilla se le puede decir... tortillón. Hay muchas versiones de tortilla de patatas, puedes hacerla con cebolla, con pimientos fritos a taquitos, con chorizo, rellena de jamón york y queso, como hizo un amigo en una quedada, puedes añadirle muchas cosas, pero eso ya está en el gusto de cada uno, ésta es sencilla pero riquísima, uno de mis platos preferidos. A la hora de servirla la podeis poner en cuñitas encima de una rebanadita de pan.

INGREDIENTES:
Huevos
Patatas
sal
aceite

PREPARACIÓN:

   Freimos las patatas con un poco de sal en láminas ni demasiado finas para que no se queden crujientes, ni demasiado gordas para que no se queden crudas. En un bol echamos los huevos y los batimos con un poco de sal, añadimos las patatas y dejamos reposar unos minutos.

   En una sartén echamos un buen chorreoncito de aceite y el huevo con las patatas. Tenemos que tener cuidado de que no se nos vaya a quemar por fuera y se nos quede cruda por dentro, asin que la haremos a fuego medio. Cuando lleve un buen rato y veamos que no va quedando suelta le daremos la vuelta con la ayuda de un plato grande o de un vuelvetortillas. La dejamos que termine de cocerse unos minutos más y listo, el toque del cuajado de la tortilla depende de los gustos, a mi marido le gusta que quede jugosita, sin embargo a mí que quede bien hecha. Si no os gusta el huevo crudo pero tampoco sequerona, le podeis echar cebolla (la refreimos un poco hasta que esté lacia y la añadimos cuando se batan los huevos, junto con las patatas), eso le dará un toquecito jugoso