TORTILLA DE PATATAS CON PIMIENTOS Y CEBOLLA


Uno de mis platos preferidos es la tortilla de patatas, ya le puedas echar pimientos, cebolla, atún... lo que tú quieras que me encanta... siempre y cuando esté bien echa, ya sé que la mayoría de la gente la prefiere jugosa, pero a mí encontrarme aquí el huevo crudo humm.. como que no, la verdad, me gusta bien echa por fuera y por dentro. Ultimamente le estoy echando cebolla a las tortillas, porque mis hijos no se están dando cuenta, pero los pimientos los tengo que freir y dejar aparte, ya que si no, ni se acercan a ella, pero hoy se la preparé a mi marido y se la hice con todo, como nos gusta a nosotros.

INGREDIENTES:
3 Patatas grandecillas
1 cebolla
1 pimiento
4-5 huevos
sal

PREPARACIÓN:

     Freimos las patatas a cuadritos y ligeramente saladas (bueno, cada uno tiene su estilo propio de hacer las tortillas, unos las frien a cuadritos, otros a lascas, más fritas, más cocidas... eso os lo dejo a vuestra elección).

     Mientras se van friendo, batimos los huevos en un bol con un poco de sal (podeis echarle un poco de leche para que quede más esponjosa y jugosa o incluso un poco de levadura). Una vez fritas las patatas las echamos con los huevos y batimos un poco para que se mezcle bien los huevos.

     Fritas ya las patatas pasamos ahora a la cebolla, la cortamos a dados no muy grandes, para freirla bajo un poco el fuego para que queden lacias pero no quemadas, las escurrimos y añadimos a las patatas, lo mismo con los pimientos, a cuadritos no muy grandes y freimos ligeramente, escurrimos y al bol.

     Mezclamos bien y echamos en una sarten con un poco de aceite a fuego medio para que no se nos queme por dentro y quede demasiado cruda por fuera.

    Éste plato con un buen gazpacho o salmorejo está de vicio!. Espero que os guste