SOLOMILLO WELLINGTON

Bueno... a decir verdad la pinta del corte es un poco desastrosa... pero estaba delicioso!! La primera vez corté por la mitad y tambien le metí relleno como podeis ver, la segunda como era finito lo dejé tal cual y así no se nos deshacía tanto, el resultado genial y con una buena presentación un plato ideal para una comida especial. 

INGREDIENTES:
1 Punta de solomillo
hojaldre (a mi me hiceron falta dos láminas)
jamón serrano
queso en lonchas semicurado o curado
manteca

PREPARACIÓN:

     Primero doramos el lomo en una sarten con una o dos cucharadas de manteca. Dejamos que enfríe para poder manejarlo y vamos preparando el hojaldre.
 

     Estiramos bien la lámina de hojaldre, si se os queda corto poneis la otra lámina ligeramente montada y le pasais un rodillo para unirlas un poco. Del tamaño de la carne ponemos una tanda de jamón serrano y encima otra de queso.


Colocamos la carne y cubrimos con jamón y queso. Como ya he explicado antes yo la corté por la mitad y le puse una lamina de queso y otra de jamón y quedó estupendo pero al ser una punta de solomillo, era muy pequeña y se deshacía, así que la siguiente la hice entera y quedó mejor. Una vez cubierta, envolvemos con el hojaldre.

 Le damos la vuelta y recortamos el hojaldre sobrante, decoramos un poco y lo pintamos con una yema de huevo para que quede con color


 Horneamos a unos 180º unos 20 minutos (el tiempo dependerá del horno de cada uno) y listo, pasamos a una fuente y a comer calentito!!